Cómo aprovechar las plantillas en LibreOffice

Cuando hemos logrado definir los estilos, formateado la página, y establecer la numeración, viñetas, pie de página, etc... surge la pregunta, ¿cómo podría aprovechar estos estilos en un nuevo documento?

Muy fácil, la solución consiste en guardar el documento como plantilla, para ello vamos a:

Archivo → Plantilla → Guardar como plantilla

Con ello guardamos una copia del documento en el que hemos trabajado en forma de "plantilla", la cual podremos utilizar posteriormente para nuevos documentos, en:

Archivo → Nuevo → Plantillas

y clicando en la que estamos buscando.

Hay que advertir que al crear la plantilla se guarda también el contenido del documento, no solo los estilos, por lo que debemos asegurarnos de borrar lo que no necesitemos al guardarla definitivamente.

Podemos incluso hacer que nuestra plantilla favorita sea también nuestra plantilla predeterminada, aquella que se abrirá automáticamente cuando abrimos la aplicación o cuando creemos un documento nuevo. Para ello vamos a:

Archivo → Plantilla → Gestionar

y hacemos doble clic sobre "Mis plantillas", seleccionando la plantilla y haciendo clic en "Predeterminar".

Si luego queremos cambiar algo de nuestras plantillas, solo tenemos que ir a:

Archivo → Plantilla → Gestionar

y hacemos doble clic en "Mis plantillas", seleccionamos la plantilla que queremos editar y clicamos en "Editar". Cuando acabemos de editar, guardamos los cambios normalmente y listo.

Nota: cuando abramos un documento basado en la plantilla modificada, Writer nos preguntará si queremos actualizar los estilos.

Si decimos que no, el vínculo entre el documento y la plantilla se romperá definitivamente. No existe de momento, un modo de asignar una plantilla a un documento existente, pero puede podemos utilizar una extensión llamada Template Changer.